Beneficios de los correpasillos

Cuando hablamos del desarrollo psicomotor o motricidad del bebé, estamos hablando de la capacidad del niño/a para dominar sus movimientos, el equilibrio y la marcha. Este desarrollo se lleva a cabo de manera gradual. El pequeño atraviesa, desde su nacimiento, por diferentes etapas hasta que consigue dominar sus movimientos corporales.  Utilizar diferentes juguetes, como los correpasillos de madera, les aporta muchísimos beneficios durante este desarrollo.

Los niños y niñas evolucionan en torno a dos ramas: a partir del sistema nervioso central y, por otro lado, la estimulación que reciben de su entorno. Existen numerosos estudios que aseguran que nuestros hijos desarrollan antes el sistema psicomotor que el desarrollo mental. Esto quiere decir que van adquiriendo más autonomía en base a sus movimientos.

Existen numerosos juguetes diseñados como apoyo. Con ellos, los niños y niñas pueden explorar, descubrir, tocar, experimentar… Gracias a todo esto acaban aprendiendo. Este es el motivo por el que es bueno educar con diferentes juguetes y actividades que consigan despertar su interés.

Juguete estrella para el desarrollo psicomotor

Existen diferentes juguetes, teniendo en cuenta la edad de los pequeños. Por ejemplo, hacia los ocho meses, comienzan a gatear, coordinando brazos y piernas. Pronto comenzarán a dar los primeros pasos. En esta etapa, los pequeños buscan moverse y abrir el abanico de posibilidades. Desarrollan las ganas de moverse, explorar y desplazarse. En esta labor, un juguete clave serán los correpasillos. Son muy útiles: no solo les sirven como método de apoyo en el aprendizaje, sino que los utilizarán como apoyo de descanso.

El correpasillos se puede convertir en su mejor aliado. Es perfecto para el desarrollo psicomotor. Tendrá que utilizar sus piernas para moverse mientras que agarra el juguete. Existen opciones de interior y de exterior y ambas serán perfectas para ellos. Con este tipo de juguete, nuestro hijo estará realizando ejercicio a la vez que se lo pasa bien.

Es uno de los juguetes favoritos de los pequeños. Es bastante divertido, les mantiene entretenidos y les llama mucho la atención. Además, en esta edad ya tienen conciencia de sus movimientos.

Desarrolla la psicomotricidad de los pequeños

El desarrollo psicomotor de los niños juega un papel fundamental en las habilidades básicas de aprendizaje. Son muchos los padres que buscan formas de desarrollar este aspecto tan importante para los peques. La forma más sencilla y divertida de ayudar a su desarrollo psicomotor es utilizar bicicletas o triciclos de madera.

Estos juguetes, además de hacerle progresar bastante, notarás que se encuentra más que satisfecho. También le estarás haciendo descargar toda la energía que poseen los niños y tendrás satisfecha su necesidad de constante actividad.

Además tus hijos pueden utilizar un triciclo a partir de los 12 meses si lleva un palo con el que podamos arrastrarlo. Para que puedan disfrutarlo ellos solos, y así potenciar la psicomotricidad, es a partir de los 3 años. Este es el momento en el que podrán hacer uso de los pedales.

La capacidad de movimiento que otorgan los triciclos a los niños hacen que les resulte muy atractiva. Además, no solo ayuda al desarrollo psicomotriz, sino que, además, les ayuda a desarrollar capacidades como la coordinación, el equilibrio, la fuerza e incluso la creatividad.

A los 30 meses, la mayoría de los niños y niñas son capaces de utilizar el triciclo sin la barra de empuje que usan los padres. Con esta edad entran en una fase del desarrollo psicomotriz, que se distingue por el control de la coordinación. Realizan actividades done es necesaria la conciencia global de todo el cuerpo. El triciclo ayuda a los pequeños a coordinar el movimiento de las piernas y los pies junto al de las manos y los brazos, para controlar hacia donde quiere que vaya el triciclo.

Beneficios de utilizar un triciclo.

  • Fortalece los músculos.
  • Desarrolla la coordinación manos-pies.
  • Les llena de seguridad y confianza.
  • Ayuda a canalizar su energía.

Debemos enseñarles a los niños para que aprendan a jugar y montar en las bicicletas y los triciclos

Los trenes y los niños: ¿es bueno?

A los niños les encanta jugar con trenes de madera. Por lo general, las personas nos sentimos atraídas por este medio de transporte. Esto puede deberse a esa sensación que gira en torno a los viajes, los paisajes… Pero sin duda, son ellos los que quedan fascinados.

A los peques les encantan los trenes. Es posible que la primera razón sea que son juguetes más grandes, lo que hace que queden impresionados y muy contentos al ver sus dimensiones. Les encantan las máquinas grandes porque les llama mucho la atención. A ciertas edades ya son capaces de relacionar los trenes de juguete con los trenes reales. Además, para ellos, un viaje en tren implica poder pasar más tiempo con sus padres, al contrario de lo que pasa en el coche, que es más individual. En el tren se sientan a nuestro lado y comprueban las grandes dimensiones y la potencia que tiene ese medio de transporte.

Los trenes llevan en nuestra vida desde hace muchísimos años. Somos muchos los que hemos jugado con trenes de pequeños. Para los niños y niñas es muy divertido jugar con trenes, utilizar las diferentes partes para cambiar las mercancías o los propios vagones. Arrastrar un tren es una actividad muy entretenida para los niños y, además, entrena su motricidad y su imaginación.

¿Cómo benefician los trenes en su desarrollo?

Es muy sencillo, jugar con un tren hace que los niños estén de un lado para otro. Tienen que utilizar sus manos para moverlo y sus colores potencian su imaginación y ganas. Se imaginarán que son el conductor y eso hará que tus hijos sean más creativos e imaginativos. ¿Quién no ha imitado nunca el sonido de un tren? Cuando eres pequeño, estos juguetes hacen que te tires horas divirtiéndote con ellos.

Es un juguete perfecto para diferentes edades, aunque es mucho mejor regalárselo cuando tienen a penas dos años. Lo verán como algo increíblemente divertido y querrán pasar mucho tiempo jugando con ellos. Así, ayudaremos a su imaginación y su motricidad de forma divertida.

Estimulación de bebés con sonajeros

Seguramente, uno de los primeros juguetes que use nuestro pequeño sea un sonajero. Se trata de un juguete muy sencillo que todos hemos utilizado. Jugar con sonajeros de madera tiene grandes beneficios para los más pequeños pero, ¿por qué?

El sonajero es el compañero ideal de cuna y de carrito. Este pequeño juguete acompaña al bebé desde que nace. No hace falta pensar mucho para darse cuenta de que es uno de los primeros elementos extrasensoriales con los que disfruta nuestro hijo.  Además, le acompaña en numerosos momentos de aprendizaje y diversión.  Simplemente con observarlo, agitarlo y escucharlo hará descubrimientos muy positivos para su desarrollo, además de pasarlo en grande.

A todos los bebés de entre tres y seis meses les encanta este pequeño juguete. No se debe solo a que se sientan atraídos por sus colores y sonidos, sino porque, siendo tan pequeños, descubrirán que son capaces de hacer que sucedan cosas. Esto tiene un efecto muy positivo en ellos, ya que les despierta la confianza en sí mismos. En esa edad, se encuentran en la fase sensoriomotora según el psicólogo suizo Jean Piaget.

Beneficios de los sonajeros de madera

  • Estimulan los sentidos. El sonajero es uno de los juguetes que más estimulan a los bebés ya que lo hace sobre su oído, el tacto y la vista. Se trata de un pequeño juguete muy completo que nos permitirá mejorar la percepción auditiva. Esto se debe a que, al principio, este juguete les ayuda como guía de sus movimientos. Una buena forma de potenciarlo es esconderte y hacerlo sonar. Así tu bebé te buscará con los ojos según el sonido. De este modo estarías estimulando su oído y su vista.
  • Refuerza la memoria del bebé. Muchos pediatras invitan a los padres a reforzar la memoria de los bebés con juegos donde participan sonidos de distintos sonajeros y se asocian a conductas futuras. Se puede asociar un comportamiento, por ejemplo, la hora del baño, al sonido de un sonajero y para la hora de mamar se puede asociar a otro. De este modo el bebé podrá anticipar lo que va a suceder y establecer rutinas.
  • Mejora su coordinación (ojo-mano). Tendrá ganas de oír y jugar con el sonajero, por lo que lo buscará con los ojos y lo cogerá con la mano. Estaremos desarrollando así su coordinación ojo-mano.
  • Entretiene. Esta es, sin duda, la parte más divertida. El sonajero entretiene y divierte mientras desarrolla otras muchas cualidades de nuestro bebé.

Existen diferentes tipos de sonajeros pero, sin duda, lo mejor es que sean muy coloridos, les llamen la atención y disfruten jugando con ellos.

Potencia la creatividad de tu hijo

Desde hace tiempo, los juguetes de madera están de moda. Resulta que, por mucha tecnología innovadora que aparezca y por muchos juguetes nuevos a pilas que existan, los mejores juguetes para desarrollar todo el potencial de tus hijos son los juguetes más clásicos.

¿A qué niño no le gustan las películas de superhéroes? Seguro que más de uno se ha imaginado que es un príncipe o una princesa y tiene que rescatar a alguien, luchar contra monstruos malvados y salvar a un pueblo entero.

Para llevar a cabo esa tarea tan heroica y pintoresca, nuestros peques necesitan juguetes con los que puedan desarrollar toda su historia imaginaria y convertirse en el mejor guerrero del pueblo. Existen numerosos juguetes de madera que les servirán en su hazaña. Puedes comprarle arcos con flechas, y cómo no, un buen escudo que le ayude a defenderse de los malvados. También existen espadas de madera, tirachinas o cascos que les protejan de las armas de los villanos.

¿Cómo ayudan estos juguetes a la creatividad de los niños y niñas?

Es muy simple. A los peques les encantan las historias en las que un guerrero utiliza sus armas para hacer el bien. Thor, por ejemplo, es el elegido para levantar el Martillo y tiene la propiedad de nunca fallar en su blanco. Aunque también tenemos cuentos más clásicos, como Robin Hood, quien utilizaba su arco y sus flechas para robar el dinero a los ricos y dárselo a los pobres.

Ver estas películas o contar estos cuentos a nuestros hijos está muy bien, pero si, además, tienen juguetes como la espada o el escudo, conseguiremos que nuestros hijos reinterpreten las aventuras de estos guerreros. Al añadir los juguetes a su experiencia de imaginación, conseguimos que desarrollen mayor creatividad e imaginación.

Mientras desarrollamos su creatividad, estarán desarrollando también funciones tan básicas e importantes como la motricidad. Podrán jugar con sus amigos y relacionarse con otros niños, por lo que potenciarán sus habilidades sociales y a la vez estarán realizando ejercicio físico que les ayudará a dormir como bebés. Se pasarán el día creando e interpretando historias de grandes héroes y jugando con otros niños.

Y lo más importante… ¡Se lo pasarán en grande!

Importancia del juego y los juguetes en los niños

El juego y los juguetes, sobre todo los más clásicos, los de madera, son importantísimos para el desarrollo integral de los niños y niñas durante la educación infantil. El juego es la primera actividad por la que nos comunicamos con los demás, establecemos relaciones con los objetos… Es el modo por el cual interactuamos con el mundo y con todo lo que nos rodea en general.

La infancia es el periodo de mayor crecimiento y desarrollo. Por eso es importante que los niños y niñas crezcan jugando. El juego ayuda al desarrollo de las aptitudes físicas, su inteligencia emocional, su creatividad, la imaginación, capacidad intelectual, sus habilidades sociales… En definitiva, jugar trae numerosos beneficios para los más pequeños.

Dentro del desarrollo, cada tipo de juguete puede potenciar unas cualidades u otras. Por ejemplo, los juguetes musicales de madera, por ejemplo potencia la motricidad o la inteligencia emocional, entre otras muchas. Además, una de las ventajas es que estamos potenciando su aprendizaje de una manera totalmente lúdica. Ellos se lo pasan en grande y, mientras tanto, desarrollan muchísimas cualidades que serán muy importantes en su día a día.

Existen estudios que demuestran que, aquellos niños que crecen y se desarrollan con juguetes tienen una mayor madurez mental y emocional frente a aquellos que no los utilizan.

Otros juguetes que están muy recomendados para niños de entre 3 a 8 años son los rompecabezas o puzzles. Los juguetes de madera tienen muchas ventajas frente a aquellos que son de plástico. Son más duraderos y desarrollan más la imaginación. Además son más resistentes y más seguros.

Desarrollo con el juego:

  • Desarrollo motriz: Los niños saltan, corren, interactúan… Desarrollan el sistema motriz grueso y fino.
  • Desarrollo Físico: Al jugar se promueve el desarrollo de todas y cada una de las partes del cuerpo.
  • Desarrollo cognitivo: EL hecho de tener juguetes en la mano con los que desarrollarse, hace que los niños tengan que pensar desde diferentes ángulos.
  • Desarrollo afectivo: Aprenden a expresar sus necesidades y sentimientos.
  • Desarrollo psicológico: El juego favorece los procesos psicológicos básicos, la autorrealización, la capacidad de tomar decisiones…
  • Desarrollo sociológico: Les sirve como método para integrarse en la vida social, potenciando el respeto, la coordinación…
  • Desarrollo lingüístico: El juego les incita a comunicarse y expresar todo aquello que se imaginan. Por ello potencia el desarrollo lingüístico.

Beneficios de los rompecabezas de madera

Todos queremos que nuestros hijos crezcan sanos y se desarrollen en toda su totalidad. Los rompecabezas de madera estimulan el aprendizaje a los más pequeños, además de desarrollar su imaginación y permitirles pasarlo en grande mientras aprenden.

Los puzzles son una manera estupenda de divertirse, además de ser una actividad muy recomendable que tiene en los niños y niñas numerosos beneficios psicológicos.

PUZZLES: ENTRETENIMIENTO IDÓNEO 

  • Con los puzzles, los niños observan y exploran todo lo que tienen a su alrededor. Esto ayuda a que mejore notablemente su atención y su concentración.
  • Aprenden a autocontrolarse y a reflexionar antes de actuar.
  • Les ayuda a aumentar su capacidad de atención. Sacan información específica de algo general. De una sola pieza construyen todo un rompecabezas entero. Con la imagen general tienen que localizar la pieza adecuada. Esto hace que aprendan a sintetizar la información.
  • Desarrollan la coordinación motora ojo-mano. Ven la pieza que necesitan y la prueban hasta que encaja en el lugar preciso.
  • Potencia la resolución de problemas al tener que crear algo que está casi deshecho.
  • Desarrollan la visión espacial y las habilidades cognitivas, aprendiendo conceptos de los diferentes temas que contienen los puzzles.
  • Aprenden a superar desafíos y a enfrentarse a las dificultades.
  • Mejoran la lógica y el lenguaje, además de las relaciones familiares.

Estos son solo algunos ejemplos, aunque tienen muchos más beneficios. Además existen diferentes rompecabezas según la edad de los niños/as.

EL MEJOR PUZZLE PARA CADA EDAD

Dependiendo de la edad, existe un número de piezas recomendadas en específico. También hay que tener en cuenta que si el niño está acostumbrado a realizar rompecabezas, puede ser que exija más complejidad antes de tiempo.

  • De cero a dos años. Para ellos es recomendable que usen puzzles de menos de cuatro piezas.
  • De dos a tres años. Se puede ampliar el nivel de dificultad entre las cuatro y doce.
  • De tres a cuatro años se recomienda una media de entre doce a 22 piezas. En esta edad ya podemos utilizar puzzles de letras y palabras (así aprenden bien el alfabeto).
  • De cuatro a cinco años. A esta edad ya pueden meterse en rompecabezas de 22 a 48 piezas.
  • Por último, a partir de los cinco años, los niños que ya han jugado a los puzzles pueden enfrentarse a juegos de más de 50 piezas.

 

Razones para usar juguetes de madera

Seguro que en numerosas ocasiones has oído que los juguetes de madera son mejores que los de plástico. En los últimos años, el índice de ventas de estos juguetes ha aumentado notablemente. ¿Cómo es posible que en pleno apogeo de apps para niños, los juguetes de madera aumenten sus ventas?

Este tipo de juguetes tienen numerosas ventajas frente a los juguetes de plástico. Algunas de sus características y ventajas son las siguientes:

-Seguridad. Una cualidad muy importante que tienen los juguetes de madera es que son bastante menos peligrosos que los de plástico. Su tamaño suele ser bastante bueno, ya que no son ni demasiado pequeños ni demasiado grandes. Tampoco contienen productos químicos ni perjudiciales. Son totalmente seguros para los niños y niñas.

-Desarrolla su creatividad. Una de las grandes ventajas de ofrecer un juguete de madera a los niños y niñas, es que fomenta su creatividad e imaginación. Estos juguetes suelen tener un diseño bastante simple. Esto provoca que sean los más peques los que tengan que imaginar si luce o si suena. Potenciarán su imaginación para disfrutar mucho más del juguete.

-Durabilidad. Los juguetes de madera son mucho más duraderos que otra clase de juguetes. No necesitan cuidados especiales. No necesitan pilas ni conectarse a la red para usarse. Tampoco se quedan sin batería. La compra de un juguete de madera es una inversión a largo plazo.

-Progreso manual y mental. Este tipo de juguetes contribuye al desarrollo tanto físico como mental de los niños. Además disfrutan utilizando este tipo de juguetes porque, al tacto, son mucho más agradables. Les incita a jugar con ellos y fortalece su desarrollo mental.

-Puntos medioambientales. No todo es cuestión de desarrollo sino también de cuidar nuestro mundo. Los juguetes de madera son mucho mejores ambientalmente. Esto se debe a que la madera es un material natural y biodegradable.

Además de tener unas características maravillosas, los juguetes de madera son estéticamente mucho más vistosos para los peques. Además existe una gran variedad de juguetes de madera que seguro que ni conocías, como la bicicleta con la que fomentaremos el ejercicio físico y la diversión.

Juguetes musicales para el desarrollo de los niños

Incluir juguetes musicales de madera dentro del aprendizaje de los niños tiene numerosos beneficios para ellos. Facilita el aprendizaje creando un ambiente mucho más ameno para los niños y estimula la imaginación y la creatividad.

Desde que el bebé está en el vientre se le estimula poniendo música. Cuando nace, los primeros sonidos que reconoce son las voces de sus padres. Pero podemos conseguir que potencie mucho su desarrollo si incorporamos juguetes musicales que no sean dañinos para ellos. Estos juguetes pueden ser de madera, ya que no se rompen con tanta facilidad. Podemos empezar, por ejemplo, con sonajeros. Los hay de diferentes formas y colores. Éstos llamarán la atención de los peques y les estimulará de manera divertida.

Según se vayan haciendo más mayores, encontraremos otra gran variedad de juguetes musicales con los que podrán desenvolverse sin problemas: castañuelas, flautas, guitarras…

Al incluir la música como parte de su educación, los niños disfrutan a la vez que tienen la oportunidad de expresarse. Esto se debe a que la música está íntimamente relacionada con el lenguaje, la memoria, la inteligencia y el equilibrio. Además, la música juega un papel muy importante en el establecimiento de rutinas.

Algunas de las ventajas que tiene incorporar juguetes musicales son:

  • Desarrollar la motricidad de los niños al tener que utilizar diferentes partes del cuerpo.
  • Desarrollo de la inteligencia emocional. Les ayuda a expresarse y a hacer nuevos amigos.
  • Despierta la creatividad de los niños mediante la invención de melodías y canciones.
  • Fomenta el desarrollo del lenguaje por medio de rimas y ritmos.
  • Genera coordinación.

¿Cómo podemos conseguir que los niños/as se interesen por la música? Aportándoles facilidades de acceso a ella desde temprana edad. Crear música tiene muchísimas más ventajas que solo escucharla. Comprarles instrumentos musicales ayudará a que se desarrollen mientras se lo pasan bien y crean momentos que asociarán a esa felicidad.

Potencia la memoria de tu hijo de forma divertida

Los recuerdos agradables resultan muy útiles para potenciar la memoria de un niño. Para ello, existen gran variedad de opciones. Pero si conseguimos que la experiencia sea divertida, aumentaremos las posibilidades de su desarrollo y ellos lo disfrutarán mucho más. En este sentido, los juguetes de madera pueden incrementar el efecto positivo que buscamos sobre los más pequeños.

Podemos aprovechar numerosas estrategias para mejorar la atención y entrenar el cerebro desde que son bien pequeños. ¿Cómo? Utilizando juguetes que les ayuden a crear recuerdos divertidos y entrañables.

La lectura siempre ha sido una de las mejores formas de potenciar la imaginación de los más pequeños. Pero podemos hacer que la lectura sea mucho más divertida y conseguir que sea el niño el que continúe la historia. Por ejemplo, utilizando los títeres de mano o de guante pueden ser una buena opción de acompañamiento. Potenciarán su imaginación, plasmando la historia leída, mientras que refuerzan su memoria y aumentan la diversión. Además, esta clase de juego ayudará al desarrollo de su inteligencia espacial, ya que deben jugar con los espacios, los movimientos, las acciones… También desarrolla su inteligencia emocional, al tener que situarse en la perspectiva de diferentes papeles y empatizar con los personajes.

Los juguetes musicales son una fantástica opción si lo que queremos es desarrollar su memoria desde que nacen. Además potencia también la concentración y la atención. Cuando tocamos o escuchamos música, el cerebro actúa de forma única. Potencia la memoria y la creatividad y ayuda al cerebro al desarrollo de otras cualidades que nada tienen que ver con la música. Desde que son bien pequeños podemos regalarles juguetes musicales con los que se entretengan y creen melodías estimulantes.  Consiguen que nos concentremos mejor y mejora nuestros procesos de aprendizaje.

Existe una gran variedad de juguetes didácticos como los juegos de mesa. Por ejemplo, la jenga es un juego que necesita tanto habilidades físicas como mentales. Con este juego desarrollan, por ejemplo, la lógica.

Además, si queremos enseñar habilidades relacionales a nuestros hijos desde que son pequeños, el juego del domino es fantástico. Existen juegos de dominó de animales, granja, selva… Esto ayudará a potenciar la memoria de los más pequeños. Mientras están jugando podrán aprender los nombres de los diferentes animales. Cada día que jueguen reforzarán más sus recuerdos. Además, los juegos de mesa como la jenga o el dominó potencian no solo la memoria y el aprendizaje, sino también la estrategia, la paciencia, la tolerancia… Podemos pasar un rato divertido en familia mientras aportamos cualidades importantes en nuestros hijos.

La memoria se conforma de recuerdos y, sobre todo, de las emociones. Recordamos siempre mejor aquellas cosas y momentos que nos aportan alegría y diversión. De ahí que sea tan enriquecedor potenciar la memoria de los más pequeños con actividades lúdicas. Le aportarán aprendizaje, además de diversión. Los juegos y los juguetes clásicos como los citados anteriormente son esenciales para potenciar sus cualidades, la capacidad de atención y el aprendizaje. Utilizando esta clase de juguetes conseguiremos que su desarrollo sea más completo y nutritivo. Este crecimiento personal influirá en su proceso de aprendizaje escolar.